"El mayor error lo comete quien no hace nada porque cree que sólo podría hacer un poco". Edmund Burke.

jueves, 15 de octubre de 2015

La reforma de la inscripción de nacimientos y defunciones se desinfla ante la falta de medios y previsión

CSIF exige voz y voto en la reforma del Registro Civil

Ya lo advirtió CSIF hace unos días al Ministerio de Justicia. La falta de información a los Registros civiles, la ausencia total de formación, el nulo desarrollo reglamentario de las previsiones legales aprobadas en julio de este año y la complejidad de los conceptos con trascendencia legal que se manejan tanto en la inscripción de defunciones y nacimientos obligan al Gobierno a establecer un “plan b” reduciendo la aplicación de la reforma a unos pocos hospitales.

El tercer proyecto estrella, la comunicación de nacimientos y defunciones desde los hospitales nace tocado por la fuerza de los hechos, la falta de diálogo y de información y la ausencia de previsión. 

De momento, la comunicación de las defunciones parece haberse caído del proyecto a última hora pues la instrucción publicada “in extremis” en el BOE del 14 de octubre sólo se refiere a los nacimientos. También hemos sabido por la prensa que, en el último momento, sólo se va a aplicar la medida a unos pocos hospitales cuya identidad a las 19:00 del día anterior a la entrada en vigor de la reforma aún no se conoce. Dice el Ministerio que lo dará a conocer mañana día 15. Menos mal que la reforma se les ocurrió hace cuatro meses. Esta imprevisión, sin duda, va a generar problemas.