"El mayor error lo comete quien no hace nada porque cree que sólo podría hacer un poco". Edmund Burke.

miércoles, 14 de octubre de 2015

Primera decisión del Director General de Justicia: iniciar unas obras que nadie quiere

No ha sido la devolución de la extra sobre las que se ciernen dudas tras la posición de los partidos que sostienen al Gobierno en el Parlamento cántabro hace unos días, no ha sido devolver, por ejemplo, el derecho al disfrute acumulado en 15 días para el cuidado de familiar (sobre el que existe un compromiso de concesión que se sigue vulnerando por la Dirección General), no ha sido resolver el grave problema de aparcamiento en varias sedes judiciales y que perjudica la conciliación familiar y laboral de todos los funcionarios en las Salesas, en Torrelavega, en la calle Alta y en el Edificio Europa llegando incluso a la discriminación en función del cuerpo en relación con este derecho de conciliación en las sedes de Torrelavega y Edificio Europa... al final ha sido iniciar las obras de la calle Alta con los Juzgados funcionando a pleno rendimiento. 

Poco ha importado que decenas de funcionarios de Justicia presentaran un escrito ante la Dirección General oponiéndose a las obras y demandando otras soluciones que no supusieran repartir la escasez de espacio lo que iba a conllevar extender el problema a más órganos judiciales. 

Hace varios meses que el servicio de prevención a requerimiento de CSIF había exigido una solución al problema de espacio y la "solución" de la Dirección General es repartir ese poco espacio, exprimiendo un poco más, la hacinada sede de la calle Alta, extendiendo el problema de espacio a más Juzgados.  El Juzgado social  nº 6 gana un poco más de espacio a costa del que ahora tienen los Juzgados sociales nº 1, 2, 3 y 4. Mientras tanto se suprimen los tabiques que dividen la oficina del Juzgado de lo penal nº 5. 

Para CSIF, la solución es un parche en una rueda que lleva demasiados años pinchada, un problema que se ha dejado pudrir demasiado tiempo sin tomar una decisión definitiva. La misma Dirección General cuando informó verbalmente a la Junta hace un mes sobre la necesidad de cumplir la resolución de prevención reconoció que es una solución para salir del paso y no definitiva. Un nuevo parche para el que se va a gastar unos cuantos miles de euros, de esos que luego se dice que no hay cuando de devolver derechos se refiere. 

CSIF va a estar muy vigilante sobre el impacto de las obras y sus consecuencias en la salud e higiene del centro de trabajo. Unas medidas de prevención, seguridad e higiene sobre las que, sorprendentemente, no informa la Dirección General en el escrito dirigido a la Junta de personal. Como primera medida en este terreno CSIF se ha dirigido a la Dirección General para que explique las medidas previstas en relación con la salud y seguridad de los trabajadores de la sede judicial y de los ciudadanos que la visitan.